Human BeatboxLa primera vez que oí hablar de las “Cajas de ritmos humanas” (Human Beatbox en inglés), fue en Septiembre de 2003, gracias a Dennis, un amigo erasmus holandés, cuando estaba en Emden, Alemania. Fuimos un día a Holanda (Deventer, más concretamente), y allí se suponía que -además de estar en una fiesta brutal- teníamos que asistir a este espectáculo en cuestión: las cajas de ritmos humanas. Al final -por razones que no vienen al caso- ni mi buen amigo Carlos ni yo pudimos verlo, pero nos comimos el Kebab más rico del mundo.

Volviendo al tema que hoy -justo hoy, y no cualquier otro día- nos concierne, aquí te dejo un par de muestras -una con mucho más mérito que la otra; ya lo entenderás- de lo que una persona con un micrófono puede hacer. Con su voz, me refiero…

Y con un poco de ingenio.. se puede hacer esto otro:

También te puede interesar...