Leo en la página de Ignacio Escolar que el Vaticano ha establecido qué es y qué no es pecado en Internet. Así, mentir en un chat, o enviar mails con dirección falsa son pecados leves, mientras que visitar páginas pornográficas es la falta más grave. Eso sí, todas requieren de confesión inmediata (¿también por internet?). Descargar música, o crear y difundir virus también es pecado.

Pecadores…

También te puede interesar...